arantxa isidoro

Una brander* que siempre está escribiendo

No te rebajes

No te rebajes

Nada es gratis.

Y si es gratis, ponte a sospechar.

La cantidad de veces que me ofrecían colaboración cuando empecé…. Era más una artimaña de truco o trato hallowinense que una proposición win-win de verdad.

“Yo te menciono en mi web y tú creas un recurso gratis (vendiendo todo tu conocimiento a precio cero) para mi audiencia.”

“Regalas tu libro a los asistentes a mi curso y yo les cuento maravillas de tu trabajo.”

“Vienes a dar una charla en mi evento a xmil km de tu ciudad y te invito al canapé.”

Y claro, yo pardilla poco iniciada, caí en las promesas de visibilidad, clientes nuevos, reputación, etc, etc.

Pero cuando se te pela el culo, miras con quién colaboras y cómo lo haces porque entonces la que tiene la sartén por el mango eres tú.

En el mundo de los negocios, la colaboración no se inventó ayer, ya venía de antesantesantesdeayer. Y siempre ha habido trepas que se aprovechaban de los recién iniciados, pero es una baza que hay que saber jugar porque puede traerte beneficio de verdad.

Si lo sabes ver bien, colaboración puede ser sinónimo de oportunidad.

La colaboración no sólo funciona en el lanzamiento de un nuevo negocio o cuando quieres aumentar audiencia, también sirve para difundir promociones, crear eventos importantes o conseguir patrocinios para ciertas acciones.

Ahora bien, recuerda que colaboración implica compromiso, por ambas partes, no sólo la tuya.

Pocas personas hacen algo “gratis” por ti si no te conocen. Pedirán algo a cambio y aquí es donde surgen tus obligaciones morales y reales. Tienes que saber que cuando cierras un acuerdo, aunque sea verbal, hay una parte de la que tú eres responsable y que debes cumplir pase lo que pase. Y tienes que tener los ojos bien abiertos para saber dónde firmas lo que tú vas a sacar.

Las buenas colaboraciones pueden ser muy productivas. No las dejes pasar, pero no te hagas de menos ni de más porque tanto habla tu negocio de ti como el del otro de él. Aquí, como en muchas otras cosas, en el equilibrio está la virtud.

Con las ideas de marca que recibes cada día que estás en mi newsletter sacas más chicha de la que lees por aquí. Si quieres apuntarte, puedes hacerlo aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.