arantxa isidoro

Una brander* que siempre está escribiendo

La barrera fantasma

El miedo a exponerte, el temor a decepcionar, la presión por cubrir obligaciones, la posibilidad de fracasar es lo que levanta una barrera entre tu intención y tú.

Algunas de las personas con las que trabajo me dicen estas cosas cuando se trata de construir su marca:

No quiero mostrarme tal y como soy porque ¿y si no gusto?

No se puede hacer una marca personal de un negocio.

No tengo nada divertido ni enriquecedor que me ayude a vender.

No puedo humanizar porque mis clientes no lo van a entender.

¿Prefieres quedarte donde estás sólo por lo que imaginas que puede pasar?

Empieza a relativizar. No dramas. Entiende que para que algo sea diferente, algo tiene que cambiar.

Levantar una marca es asumir responsabilidad y echarle muchas ganas. Lo fácil es echar la culpa a tu alrededor cuando algo falla y ponerse la medalla cuando todo va bien. Y, asúmelo, van a pasar las dos cosas.

Primero. Tu marca no le va a gustar a todo el mundo. Tampoco quieres. El que mucho abarca poco aprieta, ya sabes. Mucho mejor ganarte a tu gente hasta los huesos que ser mediocre para una multitud.

Segundo. Lo de la marca personal no está sobrevalorado. Es más, poca gente conoce su poder, así que ventaja para ti.

Tercero. Para vender no necesariamente tienes que ser divertido si no es tu forma de ser. Tienes que ser tú y conocer a tu público. Las historias unen mucho. Eso ya te lo he dicho en alguna ocasión.

Cuarto. No trates a tus clientes como lerdos. Ponlos en el lugar de inteligencia que les corresponde. Si tú entiendes el valor de humanizar una marca ellos también. ¿O es que eres tú más listo que nadie?

Puedes elegir el camino fácil de quedarte como estás, de seguir lamentando o bien puedes plantar cara a lo que te da inseguridad y empezar a desmontar tus argumentos excusa que se te hacen bola.

Envío una idea de marca cada día, que no está por aquí. Suscríbete a mi newsletter si no te las quieres perder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.